Cun – Parte 4

Ayer fuimos a Chichenitza. Hoy, hoy nos quedamos. El día de ayer los que iban a ir a Xel-Ha al final no fueron a ningun lado. Y se quedaron “disfrutando” de la lluvia en sus cuartos de hotel. Hoy se fueron a Xel-Ha. Nosotras, la enana y yo, nos quedamos. Y después contactamos a mi hermano, cuañada y sobrinos que tampoco fueron a Xel-Ha. Disfrutamos de un dia muy a gusto de playa, a un ritmo infantil de siestas, lunches y arena, arena y mas arena. Y después nos fuimos a comer a la plaza de la Isla, al restaurante Sal y Limon o algo así… Si ya se, soy malisima para los nombres.

Este restaurante esta arriba y aun lado del acuario de la plaza. Así que donde estabamos sentados, por un lado veiamos a los delfines en su alberca jugando con la pelota. Y por el otro había un ventanal al tanque de los tiburones. MI sobrino se paro enfrente de este y empezo a decir : “papá no hay tibu…. ” corto la fraze cuando le paso el tiburon por enfrente de su nariz, a unos centimetros del vidrio, Se quedo con la boca abierta, Se veían increiblemente cerca.

La enana, siguiendo la lead de su primo, quizo comer pescado. Y le pedi pescado, Cuando ya llevaba medio pescado a la plancha se le atoro un pedacito  y devolvio todo lo qeu llevabamos multiplicado. No se como le hacen los bebes pero multiplican la comida dentro de su estomago por diez. Por que la cantidad de comida y liquido que salio por esa boca era demasiada. Yo, tuve el tino de no haber empacado, por primera vez, un cambio de ropa en la pañalera, asi qeu fui a comprarle una playera. Pobrecita.

Mi hermano dice que me puse toda tensa, pero no. Me dio pena, por el mesero que estuvo ahi echandome la mano en limpiar, y tristeza por que mi enana se estaba comiendo tan rico el pescadito. Pero como aun no salen los dientes, nada mas dan lata, pues se emociono y se paso un pedacito mas grande sin masticarlo con las encias. Por querer ir a la velocidad del primo.  Después de un rato se avento la otra mitad del pescado. A ella no le importo y salió con playera nueva. Yo, la verdad si me dio muchisma pena con el mesero.

El restaurante, delicioso, bien servido, incluyendo el menú infantil Muy rico, la atención pues que les digo mas que excelente. Y el lugar super comodo y 100% recomendable para niños, por que se entretienen de manera impresionante con los delfines por un lado y los tiburones por el otro.

En serio, recomiendo este restaurant muchisimo para personas con niños, Y por que no tambien para los demás, la comida DELICIOSA. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: